Background

Nace el primer sindicato de jugadores de futbol americano colegial


La Junta Nacional de Relaciones Laborales de Estados Unidos ha decidido premitir un sindicato de jugadores a la universidad de Northwestern.




Disputan en los tribunales, y algún día podrían reunirse en una mesa de negociaciones. Sobre lo único en que ambas partes del debate respecto a los deportes universitarios están de acuerdo es que las cosas están cambiando.

Las escuelas reciben cientos de millones de dólares en contratos televisivos. Los entrenadores tienen el tipo de salarios que la fallecida leyenda de UCLA,John Wooden, no reconocería. Los atletas insisten en que tienen derechos, cuando no hasta de ganar dinero.

Y ahora un sindicato de jugadores de futbol americano de la universidad de Northwestern que anteriormente habría sido impensable en el deporte universitario.

Un fallo que permite al equipo de futbol americano de Northwestern negociar con la escuela como empleados representados por un sindicato quizá no revolucione por sí solo la manera en que el deporte amateur opera. Pero se cree que ejerza más presión a la NCAA y a las conferencias más fuertes para que den algo a cambio a los jugadores que justifique los miles de millones de dólares que los jugadores generan a las escuelas —y nunca ven.

"Si bien se requiere realizar mejorías, no necesitamos desechar por completo un sistema que literalmente ha ayudado a millones de estudiantes tan solo en la última década a estudiar en una universidad", indicó la NCAA en un comunicado.

Una enorme cantidad de dinero está en riesgo —cerca de 18,000 millones de dólares tan solo en derechos de transmisión televisiva para el torneo de basquetbol de la NCAA y partidos de tazones. De antemano enfrentando un gran número de demandas legales antimonopolio que desafía su control de los deportes a nivel universitario, la NCAA no puede darse el lujo de sufrir muchas derrotas más.

"Esta es una victoria colosal para estudiantes deportistas inmediatamente después de sus triunfos recientes", dijo Marc Edelman, un profesor adjunto de Derecho en la City University of New York que se especializa en leyes deportivas y antimonopolio. "Tal parece que no sólo la tendencia de la opinión pública sino también la tendencia de los fallos legales finalmente han cambiado de rumbo a favor de los atletas universitarios y en contra de la NCAA".

Para la NCAA, la decisión de la Junta Nacional de Relaciones Laborales de Estados Unidos de permitir un sindicato en Northwestern no podría haberse dado en peor momento. A mediados de un torneo que les genera a las escuelas cerca de 1,000 millones de dólares anuales, el fallo se dio no sólo por no pagar a los jugadores, sino por no garantizar su salud y su bienestar en el futuro.

Al sumar las revelaciones como la del nuevo contrato por 3.7 millones anuales del entrenador de Florida, Billy Donovan y la del bono por 18,000 dólares que recibió el director deportivo de la Universidad Estatal de Ohio, Gene Smith, porque uno de integrantes del equipo de lucha grecorromana de la escuela ganó un título de la NCAA, muchas personas se dicen frustradas con la afirmación de la NCAA de que todo lo que se hace es en beneficio de los atletas que compiten por la gloria de sus escuelas.

Fuente: TERRA

Categories: , Share

Leave a Reply